91 319 21 76 | 91 319 39 34 asesoria@tadisa.com

Indemnización por despido y excedencia voluntaria

Un trabajador, en situación de excedencia voluntaria, solicita el reingreso al empresario, quien le indica que no puede ser readmitido ya que la empresa había desaparecido y dada de baja en la TGSS. Por lo tanto, solicita indemnización por despido.

En este caso, plantea el trabajador demanda por despido, solicitando la nulidad del mismo y la correspondiente indemnización, al considerar que el contrato debió haberse extinguido a través del procedimiento establecido para las causas económicas. La demanda se desestima, ya que tanto el juzgado de lo social como el TSJ entienden que la empresa no puede ofrecer un puesto de trabajo por cuanto está inactiva desde el año anterior a la solicitud. Además, el trabajador tampoco tiene derecho a obtener la indemnización al no existir este derecho cuando la inexistencia de vacante se debe a la desaparición de la empresa. El trabajador interpone recurso de casación para la unificación de doctrina.

De esta forma, la cuestión que se debate se refiere a la posibilidad de acceso a la declaración de despido nulo por el trabajador en excedencia cuando al intentar su reingreso éste no resulta posible por haber cesado la empresa en su actividad,  así como cuáles pueden ser las consecuencias de que la empresa no haya acudido al procedimiento o normas que regulan la extinción de los contratos por causas económicas, técnicas o de producción.

En caso de excedencia, es un derecho potencial

Cuando un trabajador se encuentra en situación de excedencia voluntaria común conserva sólo un derecho preferente al reingreso, condicionado a la existencia de las vacantes que hubiera o se produjeran en la empresa. Por ello el Tribunal Supremo califica el derecho al puesto de trabajo del excedente voluntario común como un derecho potencial o expectante  y no como un derecho ejercitable en el acto o momento en que expresa su voluntad de reingreso. Además, considera que el interés en la excedencia voluntaria es el personal o profesional del trabajador excedente voluntario, por lo que no considera razonable conservar para él un puesto de trabajo, a costa de la estabilidad en el empleo del trabajador que lo sustituya y del propio interés de la empresa. 

La finalidad de la indemnización es la compensación

Como consecuencia de lo anterior, el TS considera que la finalidad de​ la indemnización del despido es la compensación al trabajador por el daño derivado de la pérdida de su puesto de trabajo y de los medios de vida que su desempeño proporciona al trabajador. Daño se produce cuando el trabajador presta servicios de manera efectiva, o cuando conserva el derecho a reserva de puesto, pero no existe o cuando el trabajador es sólo conserva un derecho de reingreso expectante en el que la ocupación del puesto de trabajo está condicionada a la existencia de vacantes.

Es decir, no es lo mismo la pérdida de un puesto de trabajo que se está desempeñando y que constituye normalmente el medio de vida del trabajador, que el desvanecimiento del derecho expectante a ocupar una vacante en la empresa en la que se prestaron servicios, y de la que el trabajador se apartó, en el caso para el desempeño de otro puesto de trabajo o de otra actividad profesional.

Por ello, se desestima el recurso para la unificación de doctrina  planteada, y se confirma la sentencia dictada por el tribunal de instancia.

Tribunal Supremo. Sentencia en unificación de doctrina del 19-12-18.

¿Alguna duda? No pierda el tiempo, pregunte

1 + 8 =

Tenemos respuestas.

Laboral: más novedades

Estoy de baja y me despiden. ¿Es nulo, o improcedente?

Hasta 1994, el ET establecía como causas de nulidad del despido, la enfermedad del trabajador. Pero a partir de dicha fecha, los cambios normativos llevaron al Tribunal Supremo a sentar un nuevo criterio jurisprudencial estableciendo como norma general la catalogación del mismo como improcedente.

leer más

Jubilación parcial y contrato de relevo: obligaciones de la empresa

​​Un trabajador vinculado con la empresa mediante un contrato de relevo para sustituir a otro trabajador jubilado parcialmente, es sancionado disciplinariamente con una suspensión de empleo y sueldo de 60 días. La empresa no sustituyó al trabajador relevista por lo que el INSS le  reclama el abono de la pensión percibida por el jubilado durante la suspensión contractual del relevista.

leer más
¿Quiere las noticias en su email?

Tenemos respuestas.

Fiscal

No pague de más.
Toda la información. Toda la gestión.

Laboral

Contratos, bonificaciones, despidos, EREs y mucho más.

Jurídico

Somos especialistas en Derecho Tributario, Laboral y de Seguridad Social.

TADISA siempre a su lado

0 0 0
Todas las noticias en tu email

Todas las noticias en tu email

Te enviamos mensualmente la información más relevante.

Gracias por confiar en TADISA!