91 319 21 76 / 91 319 39 34 asesoria@tadisa.com

Hacienda ha dado un nuevo impulso a una de las más utilizadas soluciones para las empresas que apuestan por los beneficios sociales, ya que los vales y tarjetas de comida son el beneficio más valorado por los empleados.

Así, la nueva modificación del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, determina que cuando la prestación del servicio de comidas para los trabajadores de una empresa se realice a través de fórmulas indirectas, tendrán que cumplirse, además de los requisitos exigidos con anterioridad, los siguientes:

1.º La cuantía de las fórmulas indirectas no podrá superar 11 euros diarios. Si la cuantía diaria fuese superior, existirá retribución en especie por el exceso.

2.º Si para la prestación del servicio se entregasen al empleado o trabajador vales-comida o documentos similares, tarjetas o cualquier otro medio electrónico de pago se observará lo siguiente:

  1. Deberán estar numerados, expedidos de forma nominativa y en ellos deberá figurar la empresa emisora y, cuando se entreguen en soporte papel, además, su importe nominal.
  2. Serán intransmisibles y la cuantía no consumida en un día no podrá acumularse a otro día.
  3. No podrá obtenerse, ni de la empresa ni de tercero, el reembolso de su importe.
  4. Sólo podrán utilizarse en establecimientos de hostelería.
  5. La empresa que los entregue deberá llevar y conservar relación de los entregados a cada uno de sus empleados o trabajadores, con expresión de:

En el caso de vales-comida o documentos similares, número de documento, día de entrega e importe nominal.

En el caso de tarjetas o cualquier otro medio electrónico de pago, número de documento y cuantía entregada cada uno de los días con indicación de estos últimos».