91 319 21 76 / 91 319 39 34 asesoria@tadisa.com

 Añadir a su cuota de autónomo las contingencias profesionales añade coberturas específicas en determinados casos 

Los trabajadores autónomos tienen la posibilidad de acceder a una cobertura por accidente de trabajo o enfermedad profesional, o como técnicamente se conoce, por contingencias profesionales |  Para ello, deben añadir cierta cantidad mensual en el pago que se realiza cada 30 días en concepto de cuota a la Seguridad Social. Mientras que la cotización por la base mínima y obligatoria ronda los 275 euros, si se paga la partida de contingencias profesionales, tendremos que abonar en torno a 23 euros más, dependiendo de cada caso.

Prestaciones por contingencias profesionales. Básicamente, contemplan la cobertura de las prestaciones derivadas de una Incapacidad Temporal que sea consecuencia de un accidente de trabajo.  Si pagas 275 euros al mes, accederás a contingencias comunes. Es decir, estarás cubierto cuando sufras una enfermedad no relacionada con el ámbito laboral. Al añadir los mencionados 23 euros mensuales, nos estamos cubriendo también si el hecho que te impide trabajar es consecuencia directa de tu trabajo. Por ejemplo, un esguince en la oficina o desempeñando tu puesto.

Accidente de trabajo de autónomos. Se entiende como accidente de trabajo del autónomo aquel que se haya producido como efecto de la labor realizada por cuenta propia, quedando cubiertas las lesiones que sufra el trabajador durante el tiempo laboral y en el lugar del trabajo. Siempre que se demuestre la conexión con el trabajo realizado por cuenta propia, y las enfermedades que contraiga el trabajador con motivo de la realización de su trabajo.

De igual modo, esta cobertura tiene en cuenta las enfermedades o defectos padecidos con anterioridad por el trabajador, que se agraven como consecuencia de la lesión constitutiva del accidente.

Por el contrario, no tendrán la consideración de accidentes de trabajo en el RETA, hasta la aprobación de la nueva ley de autónomos, las incidencias que sufra el trabajador al ir o al volver del lugar del trabajo.

Tampoco se incluyen los accidentes debidos a fuerza mayor extraña al trabajo. Esta se entiende como aquella de tal naturaleza que ninguna relación guarde con el trabajo que se ejecutaba al ocurrir el accidente. Finalmente, quedan excluidos los accidentes efecto de la imprudencia temeraria del trabajador.

Prestaciones por IT derivada de contingencias profesionales. Cobrarás el 75% sobre la base de cotización mensual por la que se haya cotizado el mes anterior a la baja. Y lo cobrarás desde el primer día de baja. Si, por ejemplo, cotizas por la mínima, estamos hablando de cobrar en torno a los 670 euros al mes durante tu periodo de baja laboral.