91 319 21 76 | 91 319 39 34 asesoria@tadisa.com

El Ministerio de Hacienda ha elevado la exención fiscal de los cheques de comida, que pasarán de nueve a 11 euros diarios.

En base a este cambio normativo, desde 1 de enero de 2018, los trabajadores no deberán tributar por esta retribución flexible de la empresa, siempre y cuando no supere este umbral de los once euros diarios, lo que amplía las bonificaciones a este tipo de retribuciones flexibles.

La modificación realizada sobre el apartado 2 del artículo 45, RIRPF (Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo), especifica que cuando la prestación del servicio de comida facilitado por la empresa a sus trabajadores se realice a través de fórmulas indirectas, tendrán que cumplirse, además los siguientes

Requisitos

1.º La cuantía de las fórmulas indirectas no podrá superar 11 euros diarios. Si la cuantía diaria fuese superior, existirá retribución en especie por el exceso.

2.º Si para la prestación del servicio se entregasen al empleado o trabajador vales-comida o documentos similares, tarjetas o cualquier otro medio electrónico de pago se observará lo siguiente:

  1. Deberán estar numerados, expedidos de forma nominativa y en ellos deberá figurar la empresa emisora y, cuando se entreguen en soporte papel, además, su importe nominal.
  2. Serán intransmisibles y la cuantía no consumida en un día no podrá acumularse a otro día.
  3. No podrá obtenerse, ni de la empresa ni de tercero, el reembolso de su importe.
  4. Solo podrán utilizarse en establecimientos de hostelería.
  5. La empresa que los entregue deberá llevar y conservar relación de los entregados a cada uno de sus empleados o trabajadores, con expresión de: En el caso de vales-comida o documentos similares, número de documento, día de entrega e importe nominal.

En el caso de tarjetas o cualquier otro medio electrónico de pago, número de documento y cuantía entregada cada uno de los días con indicación de estos últimos».

La empresa podrá deducir el 100% de lo destinado a estos “tickets restaurante” en el Impuesto sobre Sociedades como gastos de personal.

La empresa es libre de entregar a su trabajador la cantidad que crea conveniente, pero existe un límite, de 11 euros diarios, que está exento de tributación en el IRPF

 

Particularidades

La prestación del servicio indirecto de comida debe tener lugar durante días hábiles para el empleado o trabajador. Es importante tener en cuenta este aspecto que, a pesar de no ser regulado, podría tenerse en cuenta en caso de inspección.

Así mismo, la prestación del servicio no debe tener lugar durante los días en que el empleado o trabajador devengue cantidades exceptuadas de gravamen en concepto de dietas y asignaciones para gastos de locomoción y gastos normales de manutención y estancia, con motivo de desplazamientos a municipio distinto del lugar de trabajo habitual. En este caso nos encontraríamos en uno de los supuestos regulados en el art. 9, RIRPF.

 

Cotización de los vales de comida en 2018

En contraposición de la tributación por IRPF, este tipo de retribución flexible ha de cotizar a la Seguridad Social desde 2014. Es decir, la cantidad aportada por la empresa por este tipo de conceptos ha de incluirse en la base de cotización y no se beneficia de la exención de cotización a la Seguridad Social.