91 319 21 76 | 91 319 39 34 asesoria@tadisa.com

El convenio colectivo de contact-center establece, en términos similares al Estatuto de los Trabajadores, el derecho de los trabajadores a un periodo de excedencia de duración no superior a 2 años para atender al cuidado de parientes, hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, que por razones de edad, accidente o enfermedad no puedan valerse por sí mismos y no desempeñen una actividad retribuida.

Tras plantear consulta a la Comisión paritaria del convenio colectivo, que finaliza sin acuerdo, los sindicatos presentan demanda de conflicto colectivo. Solicitan que se declare el derecho de los trabajadores a que se les conceda una excedencia con reserva de puesto de trabajo para el cuidado de un familiar que por razón de edad no pueda valerse por sí mismo, cuando el sujeto causante sea un hijo menor de edad pero mayor de 3 años. La patronal se opone a la demanda sosteniendo que la excedencia para el cuidado de familiares está destinada para el cuidado de familiares que por su edad avanzada, por enfermedad o accidente, no puedan valerse por sí mismos y no desempeñen una actividad retribuida.

El ET art.46.3 contempla dos supuestos diferentes de excedencia para atender al cuidado de familiares: el primero para el cuidado de cada hijo menor de 3 años y el segundo para el cuidado de familiares hasta el segundo grado que por razones de edad, accidente, enfermedad o discapacidad, no puedan valerse por sí mismos y no desempeñen actividad retribuida. Esta segunda modalidad se introdujo por la reforma del ET, llevada a cabo por la L 39/1999, en cuya exposición de motivos se recoge que “se amplía el derecho de la reducción de jornada y excedencia a los trabajadores que tengan que ocuparse de personas mayores y enfermas,…”.

La excedencia por cuidado de hijo es de carácter específico frente a la excedencia genérica por cuidado de familiares hasta el segundo grado que no tiene límite de edad. La situación de protección del menor a causa de su edad está expresamente protegida por medio de la excedencia específica para el cuidado de hijos, que llega hasta un máximo de 3 años. Este límite de edad no puede eludirse acudiendo a la excedencia por cuidado de familiar, puesto que los sujetos causantes son distintos, salvo  cuando se trate de hijos enfermos, accidentados o discapacitados.

La AN considera que tanto el legislador del ET como los firmantes del convenio colectivo han querido distinguir entre una y otra clase de excedencia y marcaron el límite temporal para la excedencia por cuidado de hijo en 3 años. Aunque reconoce que el límite temporal de los 3 años de edad puede parecer insuficiente en aras a conciliar la vida laboral y familiar, considera que no puede implantarse otro superior en sede judicial.

En atención a estas circunstancias la AN ​desestima la demanda.

AN 13-11-17, EDJ 253232