91 319 21 76 | 91 319 39 34 asesoria@tadisa.com

 Se considera prejubilación el acceso a una pensión de este tipo, (jubilación) antes de alcanzar la edad general establecida en la Ley General de la Seguridad Social (antes 65 años y, tras un periodo transitorio, 67 años).

Para que un autónomo pueda acceder a la jubilación anticipada debe haber cumplido una edad que como mucho debe ser dos años inferior a la edad legal de jubilación que le corresponda. Y también tiene que tener al menos 35 años cotizados a la Seguridad Social.

 Pero al adelantar la jubilación, la pensión se reduce. En concreto, se aplica un coeficiente reductor por cada trimestre que se adelante.

Por ejemplo, si el periodo de cotización es inferior a 38 años y 6 meses, este coeficiente será del 2% por trimestre. Si se ha cotizado más tiempo de esos 38 años y 6 meses, pero menos de 41 años y 6 meses, se aplicará un 1,875% por trimestre. Y en el caso de que el periodo de cotización se sitúe entre los 41 años y 6 meses y los 44 años y 6 meses, se aplicará un coeficiente del 1,625% por cada trimestre que se adelante la jubilación.

Si un trabajador autónomo tiene 63 años y ha cotizado ya 38 años a la Seguridad Social, para jubilarse tendría que tener 65 años. En el caso de que decidiera prejubilarse, podría hacerlo a partir de los 63 años, pero su pensión se reduciría el 2% por cada trimestre que falte para su edad real de jubilación.