91 319 21 76 / 91 319 39 34 asesoria@tadisa.com

Plazo de presentacion de cuentas anuales

¿Quién tiene qué presentar las cuentas? Las sociedades anónimas, de responsabilidad limitada, comanditaria por acciones y de garantía recíproca, fondos de pensiones y, en general, cualesquiera otros empresarios, que en virtud de disposiciones vigentes vengan obligados a dar publicidad a sus cuentas anuales, presentarán éstas para su depósito en el Registro Mercantil de su domicilio, dentro del mes siguiente a su aprobación. Los demás empresarios inscritos podrán solicitar, con arreglo a las disposiciones del Reglamento del Registro Mercantil, el depósito de sus cuentas debidamente formuladas. (Art. 365 del Reglamento del Registro Mercantil) ¿Qué plazo hay para presentar las Cuentas? La presentación de las cuentas para su depósito en el Registro Mercantil estará dentro del plazo reglamentario si se presentan dentro del mes siguiente a fecha de celebración de la Junta en la que se aprueban (Art. 365.1 del Reglamento del Registro Mercantil y 279 Ley de sociedades de Capital). El cómputo del mes será de fecha a fecha (art. 5º del Código Civil). ¿Qué pasa si presento las Cuentas fuera de plazo? En principio, la presentación fuera de plazo, antes de que finalice el año, no conlleva sanción alguna por parte del Registro Mercantil. SI TRANSCURRE UN AÑO desde la fecha del cierre del ejercicio sin que se hayan presentado las cuentas para su depósito, se procederá al cierre provisional de la hoja registral, con lo que no se podrá inscribir ningún documento en el registro, excepto los que constan en el artículo 378.1 del Reglamento del Registro Mercantil.   coc hack...

Factura electrónica. Validez de las facturas escaneadas y enviadas por correo electrónico

Entre las muchas dudas que está planteando la puesta en marcha de la utilización de la FACTURA ELECTRÓNICA, se ha planteado la validez como tal de las facturas recibidas por correo electrónico | En este sentido, la consulta formulada ante la Dirección General de Impuestos sobre el Consumo precisa que una factura en formato electrónico (como pudiera ser una factura en papel escaneada) que reúna todos los requisitos establecidos en el Reglamento (RD 1619/2012, por el que se regulan las obligaciones de facturación), tendrá la consideración de factura electrónica a los efectos de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido.             En este mismo sentido se manifiesta la Comisión Europea en sus Notas Explicativas de las normas de facturación relativas al Impuesto sobre el Valor Añadido que, aunque no son jurídicamente vinculantes ni para los estados miembros ni para la propia Comisión, sí pueden arrojar cierta luz sobre los conceptos anteriormente señalados. En concreto, la Comisión Europea señala lo siguiente: La definición de factura electrónica tiene por único objetivo aclarar la aceptación por el destinatario… e ilustrar el uso de la opción facilitada a los Estados miembros, en relación con la conservación de las facturas.             De acuerdo con la definición, no todas las facturas emitidas en formato electrónico se pueden considerar “factura electrónica”. Las facturas emitidas en formato electrónico, por ejemplo mediante software de contabilidad o de procesamiento de textos, que hayan sido enviadas y recibidas en papel no son facturas electrónicas.             Sin embargo, las facturas emitidas en formato papel que sean escaneadas y recibidas por correo electrónico se pueden considerar facturas electrónicas. En cualquiera de...

Errores comunes de facturación que se deben evitar para no tener problemas

El proceso de facturación de una empresa se supone que no debería ofrecer excesiva dificultad ni, por consiguiente, dar problemas ante la Administración Tributaria  | Sin embargo son comunes determinados errores que al final, por no cumplir la normativa, pueden poner en aprietos a cualquier negocio. La normativa es clara y sencilla. Aun así, es habitual cometer ciertos errores que pueden llevar, ante una inspección, a tener un problema, tanto el emisor como el receptor de la factura, por no proceder correctamente. Errores en los datos Algunos errores relativamente habituales tienen que ver con los datos que aparecen en las facturas. La falta de identificación (total o parcial) de las partes invalida el documento, igualmente la ausencia de la fecha de emisión del documento o de aquella en la que se ha producido la operación. Otro problema puede surgir en la numeración. Esta debe ser correlativa y siempre en relación a la fecha de emisión y sólo se admite el inicio de la numeración coincidiendo con el principio del ejercicio. No se admite, por tanto, que una factura con una numeración posterior a otra tenga una fecha de emisión anterior y tampoco una numeración independiente para cada mes del año. Por ejemplo, podemos empezar una numeración con el inicio del año 1/2014, 2/2014, …. pero no una en la que se emitan las facturas según un orden mensual, las 0101/2014 y 0201/2014 no pueden corresponder a facturas emitidas en enero de 2014 y las 0102/2014 y 0202/2014 a las emitidas en febrero de ese mismo año, ya que la 0201/2014 sería anterior en el tiempo a la 0102/2014 y...

Las obligaciones contables de autónomos y pymes

Todos aquellos que realizan una actividad económica está obligados a tener un registro contable de esa actividad: esas obligaciones contables para los autónomos y las pymes son diferentes en función al tipo de entidad que realice la actividad. La finalidad de ese registro contable es doble, por un lado sirven para un control interno de la actividad, de manera que quien la realiza puede tener una imagen fiel y actualizada de la situación económica. Por otro es un mecanismo de control externo de manera que, por ejemplo, los órganos de la Administración Tributaria puedan comprobar la correcta declaración de impuestos o, en otros casos, terceras personas conozcan esa situación a la hora de realizar contratos o inversiones en esos negocios. Las sociedades mercantiles Las sociedades mercantiles están obligadas al registro mediante las directrices del Plan General de Contabilidad. El que está ahora mismo en vigor fue aprobado por el Real Decreto 1514/2007. A través de este Plan, las empresas registran todos los movimientos económicos que realizan, anotandolos en unas cuentas codificadas según los distintos conceptos de dichos movimientos. Este registro permite tener una imagen fiel de la actividad y de la situación de la empresa. El nuevo Plan establece varias versiones reducidas a las que las empresas podrán acogerse en función de una serie de criterios. El PGC para pymes podrá ser utilizado por aquellas empresas que cumplan con al menos dos de los tres siguientes límites cuantitativos durante dos ejercicios consecutivos: Que el total de las partidas de su activo no supere los 2.850.000 euros. Que el importe neto de su cifra anual de negocios no se superior...