91 319 21 76 | 91 319 39 34 asesoria@tadisa.com

El trabajador autónomo también tiene derecho a un permiso de paternidad | Para acceder a él, es necesario que cumpla con una serie de requisitos. Además de un tiempo de descanso, el autónomo podrá acceder también a ayudas económicas y bonificaciones en la cuota que abona a la Seguridad Social.

Duración del permiso de paternidad

Actualmente, la normativa establece el derecho a un periodo de descanso “coincidente, en lo relativo tanto a su duración como a su distribución, con los periodos de descanso laboral establecidos para los trabajadores por cuenta ajena”. Es decir: cuatro semanas, que es el máximo que permite la regulación actual.

¿Cuánto cobrará el autónomo durante su permiso de paternidad?

El importe del subsidio será equivalente al 100% de la base reguladora establecida para la prestación por incapacidad temporal, derivada de contingencias comunes. Esto quiere decir que el profesional cobrará, si escoge un periodo de cuatro semanas de baja, en torno a los 919 € / mes (si cotiza mensualmente por base la mínima). Si sólo seleccionara quince días, cobraría la mitad. La ayuda, por tanto es directamente proporcional a los días finalmente aprovechados.

Bonificaciones en baja por paternidad

Además, de lo anterior, durante el mes de baja el autónomo estaría exento de pagar su cuota mensual a la Seguridad Social. Este derecho ha sido recientemente adquirido, tras la aprobación de la nueva ley de autónomos. Hasta ese momento, era necesario acceder a la contratación de un sustituto para poder tener derecho a esta bonificación. Ahora no será necesario y la exención del 100% de la cuota es automática.

Requisitos generales para acceder a la baja por paternidad

  • El trabajador autónomo tiene que estar dado de alta en Seguridad Social, y al corriente de todos sus pagos.
  • También será necesario tener un mínimo de cotización: 180 días en los últimos siete años, o 360 días a lo largo de toda la vida laboral.
  • Por último, es requisito imprescindible comunicar el nacimiento en un plazo máximo de quince días.